Slide background

Hepatitis

Factores de riesgo a prevenir

Slide background

Escríbenos

Desde cualquier lugar

Hepatitis


La infección por el virus de la hepatitis C es una condición frecuente en pacientes con insuficiencia renal crónica en programa de hemodiálisis y representa la principal causa de enfermedad hepática en este grupo.

La identificación de los pacientes utilizando pruebas diagnósticas (serológicas y moleculares), permite que pueda evaluarse el estadio evolutivo de la enfermedad (biopsia) y que sea discutida su posible inclusión en protocolos de tratamiento. Los interferones permanecen como la principal estrategia terapéutica, alcanzando respuestas sostenidas en una tercera parte de los pacientes tratados, pero con marcadas limitaciones en el perfil de seguridad al comparar su uso con pacientes de la población general

 

 

Sintomas de la Hepatitis

El periodo de incubación de la hepatitis A suele ser de unos 14–28 días.

Los síntomas de la hepatitis A tienen carácter moderado o grave y comprenden fiebre, malestar, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, molestias abdominales, coloración oscura de la orina e ictericia (coloración amarillenta de la piel y la esclerótica ocular). Los infectados no siempre presentan todos esos síntomas.

Los adultos desarrollan signos y síntomas con mayor frecuencia que los niños, y la gravedad de la enfermedad, así como la mortalidad, aumentan con la edad. Los menores de seis años infectados no suelen tener síntomas apreciables, y solo el 10% muestran ictericia. Entre los niños más mayores y los adultos la infección suele causar síntomas más graves, con ictericia en más del 70% de los casos.

 

A considerar

Vacuna

La vacuna contra la hepatitis B es muy segura y efectiva; además es considerada como la primera vacuna “contra el cáncer” ya que nos protege de la hepatitis B que causa el 80% de casos de cáncer de hígado en el mundo.

Cómo se transmite

Se transmite de una persona infectada a otra a través de relaciones sexuales sin protección, transfusiones de sangre no seguras, de la madre al recién nacido durante el parto y por contacto con secreciones infectadas de lesiones de la piel u otros objetos de uso personal.